Vasos, jarrones, floreros de cristal para flores, plantas y decoración.

Vasos, jarrones, floreros de cristal para flores, plantas y decoración.

10 mayo, 2019 DecoStylo

Conoce toda la cristalería que tenemos para ti:

Las flores ayudan a reducir los niveles de estrés, por eso nunca está de más colocarlas en el salón, una habitación que utilizamos para relajarnos. Además, durante el día, las flores hacen la fotosíntesis, es decir, absorben el dióxido de carbono del ambiente, transformándolo en oxígeno. Esto consigue crear un ambiente más limpio, a lo que también ayuda el hecho de que aportan humedad, disminuyendo la cantidad de polvo y partículas del aire.

Un lugar para colocar las flores es la mesa de centro. Sobre todo, si tiene un hueco destinado para este fin. Y es que este original modelo se compone de mesa-revistero-macetero. Un tres en uno perfecto.

No solemos colocar flores o plantas en las entradas o recibidores porque en muchas casas este espacio suele ser oscuro y sin luz natural, pero lo cierto es que si tienes un vestíbulo luminoso no deberías perder la oportunidad de decorar los aparadores con un buen jarrón de flores. Será la mejor bienvenida que podrás recibir al volver a casa del trabajo: una manera rápida y eficaz de dejar el estrés fuera.

Las flores y las plantas ahogan sonidos y relajan el ambiente, consiguiendo reducir nuestros niveles de ansiedad y de angustia. Por eso, y aunque exista la falsa creencia de que las plantas en los dormitorios son perjudiciales, tener cerca de nuestra cama un jarrón con flores de colores tenues nos ayudará a conciliar mejor el sueño.

Eso sí, evitemos colores estridentes e intensos en el dormitorio, puesto que al tratarse de tonos llenos de vitalidad conseguirán justo el efecto contrario.

Todo lo contrario, ocurre en el vestidor: se trata del lugar donde empezamos el día y necesitamos un poco de vitalidad para arrancar con energía y fuerza. Las flores nos ponen de buen humor y mejoran nuestra autoestima. De esta forma… ¡nada de complejos frente al espejo!

Otra ventaja de las flores es que son el mejor y más natural ambientador que podemos encontrar. Ni inciensos, ni esencias, ni velas perfumadas… plantas como los jazmines, las rosas o los lirios llenarán tu casa de buen olor, mejorando el ambiente.

Pero si en casa no pueden faltar las flores, mucho menos en la oficina. Las flores nos ayudan a concentrarnos, mejorando nuestro rendimiento y nuestra productividad. Crean un ambiente más relajado y agradable, mejoran el aire al llenarlo de oxígeno y eliminar dióxido de carbono. Además, al humedecer el aire consiguen frenar el efecto que los aires acondicionados o la calefacción tienen sobre nosotros.

Así que tanto si trabajas en una oficina, como si tienes el despacho montado en casa, no te olvides de las flores. ¡Te harán sentir mejor!

 

[rns_reactions]

¿Y a ti te gustan las flores?

Ayúdanos a crecer, comparte esta publicación en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print